viernes, 22 de julio de 2016

Carta del Padre Joaquín a sus ex-alumnas del Colegio de La Inmaculada













Hola! Hola! Hola!  Que felicidad tan grande he vivido en estas fechas, al saber que me recordabais con mucho cariño.  Yo me acordaba con mucha frecuencia de las madres de la comunidad; me pregunto si vivirá algunas de las que he conocido; recuerdo a todas las niñas  y pienso en la Madre María que os llevaba a la Capilla y a las mayores.... Hoy muchas ya abuelas.  Os contaré que muchas veces miraba al cielo y como aquí esta claro, veía al colegio en las estrellitas.....

Os voy a contar algunas cosas de mi vida, cuando regresé a España, me fuí al médico y me encontró bastante mal; así que pasé en casa de mis padres, unos dos años; luego ya recuperado me fuí de Capellán de emigrantes a París, llevando la Diócesis de Versalles, allí pasé doce años muy a gusto, y siempre recordándome del Colegio de la Inmaculada.  Pero viendo que mis padres iban para mayores,  regresé a España y ahora estoy en una Parroquia de la Coruña llamada San Francisco Javier.

Un abrazo con todo mi cariño a las Madres del Colegio, alumnas y ex-alumnas,  que Dios os bendiga a todas y si no nos podemos ver aquí,  que sea en el Cielo.




Joaquín Otero

No hay comentarios: